Televisión, tabletas y redes.

segunda pantalla

Comentar algo en las redes sociales con la tableta o smartphone mientras vemos la televisión nos gusta, y mucho. Estos dos aparatos se han convertido en un complemento más de la televisión, y por tanto, un hábito de entretenimiento que se ha denominado “Segunda pantalla”.

 ¿Qué significa esto?

Que si miramos otra pantalla además de la televisión, las empresas tiene una oportunidad de “sacar tajada” mediante publicidad. Entonces, a partir de ahora, al producir una serie o un programa, habrá que tener en cuenta a las personas que tienen en sus manos otra pantalla, y más aún sabiendo que un estudio asegura que el 80% de los jóvenes estadounidenses ya asume este hábito como algo normal.

¿Por qué es importante?

Sabiendo que los comentarios en las redes sociales influyen en el nivel de audiencia de un programa televisivo, las empresas deberán esforzarse por generar conversación en las redes sobre su producto.

Como ejemplo en España tenemos “Salvados” de Jordi Evolé, que es uno de los programas más comentados por la audiencia en las noches de los domingos y que se refleja rápidamente en Twitter, alcanzado los primeros puestos de los Trendic Topics.

Si en las redes se habla de nuestro programa, de nuestros productos, la probabilidad de que nuestro público quiera satisfacer su curiosidad aumentará considerablemente.

Una encuesta realizada por Nielsen y CTAM en EEUU nos muestra como un 49% de los hombres y un 43% de las mujeres han empezado a ver un programa de televisión a raíz de los comentarios que han hecho sus amigos en Facebook.

La mayoría de cadenas juveniles de televisión fomentan la interacción con su público. Sin embargo otras cadenas tienen un cierto recelo a este nuevo hábito. El público se distrae con la segunda pantalla. La publicidad lleva a un 28% de los usuarios de esta generación de “segunda pantalla” a comprar a través de la web mientras ven la televisión. Y obviamente la idea de que después de los esfuerzos para captar la atención de estos usuarios, se nos escapen, no gusta.

Como dato curioso, la penetración de la televisión en la población española ha aumentado estos dos últimos años, después de un pequeño bajón en 2010. Además, otra curiosidad: En el norte de España el visionado de televisión por espectador es considerablemente inferior al sur español. Y lo mismo ocurre en otros países cercanos al nuestro. La relación entre los niveles económico-sociales y el consumo de televisión puede que sea una de las explicaciones a este dato.

*Práctica de “Marketing aplicado a la comunicación”

Leave a Reply