El flequillo de un espía atormentado en Hamburgo

No le falta acción y tampoco le sobra cine, pero como buena película de espionaje, el arma que necesita tener cargada es la de la intriga y el suspense.

Hamburgo ayuda con su atmósfera portuaria pero el director no abusa de los paisajes de la ciudad, pues se centra en los personajes. Y es allí donde Philip Sheymour Hoffman es su mejor bala para elevar el filme a un nivel superior. Una bala magullada, llena de tormenta que por momentos nos hace recordar a ese Al Pacino de una muy superior El Dilema.

El rostro de Sheymour fumando y su flequillo al viento pasará a la historia del cine como su último papel principal en una cinta basada en la novela Jon Le Carré.

 

El hombre más buscado

 

La trama trata la historia de un checheno que llega de manera ilegal a Alemania para recoger la fortuna de su padre, un mafioso ruso, y así poder comenzar una nueva vida. Todo ello se enmarca en un momento en el que los servicios secretos alemanes, tras los atentados del 11-S* susceptibles de cualquier sospecha, vigilan los movimientos de las células islamistas y sus diferentes maneras de financiación.

El hombre más buscado podría haber sido filmada desde diferentes perspectivas, pero la que observaremos desde la butaca es la de un espía que vive en un mundo que ya no le pertenece. La de un actor sublime que se fusiona con su personaje en una producción europea notable que te mantendrá en vilo hasta que la pantalla se funda a negro.

Puntuación: 7.5 / 10

——-

*La Célula de Hamburgo es una organización islámica de ocho miembros de los cuales, cuatro de ellos formaron los atentados del 11 de septiembre.

Leave a Reply